La cocina del Palacio Real de Madrid

La cocina del palacio real, igual que en Dowton Abbey

Una cocina completa

IMG_0406

Si viste la serie, sabes de qué hablo, más allá de que soy cocinera, me fascinó conocerla, en el subsuelo del palacio real, te invito a hacer un recorrido.

Es una de las pocas cocinas conservadas tal y cómo eran en el siglo XVIII, utilizadas en el reinado de Isable II, Alfonso XII y Alfonso XIII.

Con vinoteca propia y el típico escritorio del encargado, solo contaba con ventanales en su parte superior que les brindaban un poco de luz interior y una gran mesa en el centro que muestra enseres de cobre que usaban en esa época.

Se escribían y colgaban los menúes del día y de las ocaciones importantes en la pared.

El conjunto de la Real Cocina ocupa todo un lado del primer sótano en el Palacio Real de Madrid y conserva sus instalaciones históricas, renovadas en gran parte entre 1861 y 1880 por voluntad de Isabel II y de Alfonso XII.

IMG_0409
IMG_0445
la cocina del palacio real
IMG_0421
IMG_0446
IMG_0452

Las crónica de las cocinas reales

El libro de Thebussem relata cómo eran las cocinas reales de la época:

«Las paredes son blancas, el suelo embaldosado, el agua circula por todas partes proporcionando elementos de aseo; nuestro mayor prurito consiste en que las cocinas no huelan a cocina. Se hallan divididas en tres secciones, que para mayor inteligencia nombraré, no como se llaman aquí, sino como las llamaría el vulgo: café, fonda y confitería.  En la primera sección -el Ramillete o Repostería- se confeccionan los manjares ligeros, el té y el café, el chocolate y los helados, la bebidas, etc…

En la segunda -Antecocina y Cocina-, la parte grasa o suculenta de la mesa, cocidos, asados, fritos y demás. En la tercera -Pastelería o Repostería- hacemos los dulces, los pasteles, las confituras y el montaje de los platos.  Todos los útiles que sirven para guisar están expuestos en aparadores al alcance de la mano, y ostentan mayor limpieza que los de los almacenes donde se venden nuevos. Nuestro traje personal es el que se acostumbra en las buenas cocinas: mandiles y gorras de hilo blanco, que denuncien la menor injuria para repararla».

 

IMG_0443
Andrea Bruno
Travel Blogger

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Responsable de la web.

Finalidad: Moderar los comentarios.

Legitimación: Tu consentimiento.

Destinatarios: Esta web está alojada en Datawebhosting

Derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.