Un experiencia especial

Nos fascinó Estrasburgo, llegamos allí para visitar a mis tíos Delia y Armando que viven en ese lugar encantador hace ya muchos años. Está situado a 490km. de París y con Gloria, tomamos un tren rápido que llegó en una hora y media, fue mi primer experiencia en un tren de alta velocidad, ni se siente, pero se te tapan los oídos.

Creo que nuestra experiencia allí tiene mucho que ver con lo bien que lo pasamos con mis tíos, que nos recibieron en su hermoso departamento y si bien estuvimos solo dos días, desayunamos con deliciosas croissant que compraban para nosotras especialmente cada mañana para el desayuno.

Pero te aseguro, que aunque no tengas tíos para visitar en Estrasburgo vale la pena llegar hasta allí, caminamos toda la ciudad haciendo paradas para tomar un delicioso café en un bar que se encuentra en un barco sobre el río Rin y probar su tarta tradicional, flambée, una exquisitéz.

Nos encontramos con la bella Notre Dame de Estrasburgo en el centro de la parte histórica de la ciudad. Con su estilo gótico, es imponente y majestuosa, las personas hacen fila para ver de cerca su reloj astronómico, que es considerado monumento histórico.

IMG_1765
IMG_1785

La Petite France

Así llaman al centro turístico de la ciudad, se caracteriza por sus casas que datan del siglo XVI y XVII, dicen que los pesacadores vivían, es por eso que se encuentran al costado del río, todas están construídas con  entramado en madera, que hacen del paisaje algo especial.

Las panaderías, confiterías y queserías son una fiesta para la vista y te aseguro que para el gusto, mi tía compró un trozo de queso de la horma más grande que ví en mi vida, fue el más rico que probé hasta ahora.

El parlamento europeo

Estrasburgo es la sede del parlamento europeo, los diputados se reúnen allí cada mes para votar y tomar decisiones sobre la unión europea.

"Estrasburgo es un lugar de belleza inigualable que vale la pena visitar solo a una hora y media de París"
Andrea Bruno
Travel Blogger