Del cielo a la tierra, museo al aire libre de Goreme

Cuando te cuento que Turquía me ha sorprendido gratamente, me quedo corta, en Capadoccia un día estaba flotando en el aire en un globo y al otro, en la ciudad subterránea que se encuentra a varios metros bajo la tierra como su nombre lo indica.

Eso es Capadoccia, un mundo de sensaciones, y el asombro constante del conocimiento de historias antiguas que han dejado su marca en la región.

El museo al aire libre de Goreme, fue declarado patrimonio de la humanidad, son como pequeñas iglesias, excavadas en la roca, muy pequeñas, entramos de a pocas personas a la vez, algunos frescos todavía se distinguen, lo demás te lo cuenta la guía y eso te ayuda a imaginar cómo serían.

Solo en una de ellas te permiten sacar fotos ya que los frescos se encuentran deteriorados por el tiempo, es, sin lugar a dudas,uno de esos lugares únicos en el mundo.

20150907_100416
20150907_070045

Una experiencia inolvidable

Me imagino que así se sentirá flotar, es una experiencia hermosa, de esas que son difíciles de contar.

Todo comienza 4:30hs de la mañana, esa es la hora en la que tienes que estar listo para salir, el día del gran paseo en globo. Te pasan a buscar por el hotel y te llevan a un lugar  como en medio de la nada, lo único iluminado es un puesto donde sirven café o chocolate caliente junto a unas facturas grandes y muy duras que puedes comer en unas mesas con bancos de madera.

Luego pasa una persona colgándote unos números, eso marcará cuál es el globo al que tienes que subir, en una camioneta, te llevan hasta dónde se encuentran los globos, allí buscas el tuyo y puedes ver cómo comienza a levantar, cuando ya está de pié, te subes en una gran canasta de mimbre que lleva 20 personas más los dos hombre que lo manejan.

El aire caliente hace que el globo comience a subir y es allí cuando comprendes el por qué tuviste que levantarte a las 4 de la mañana, es porque al subir, puedes ver el amanecer, un paisaje impagable.

Es increíble que siendo 10 personas de cada lado de la canasta, se haga de pronto un silencio que te llena de paz, todos quedamos tan impresionados con la experiencia, que hicimos silencio para disfrutar el momento en el que solo puedes agradecer por la posibilidad de vivirlo.

Imagina que son cientos de globos que suben al mismo tiempo, el paisaje es único si miras hacia arriba y maravilloso si miras hacia abajo y ves cómo amanece  día en Capadoccia.

Baja tan suavemente como subió y con presición milimétrica, apoyan el globo en un trailer ubicado detrás de una camioneta que te lleva en unos minutos al final del viaje, las personas que lo organizan te esperan con una mesita con copas llenas de sidra sin alcohol para brindar y entregarte el certificado de tu viaje en globo, que por supuesto enmarqué y colgué en mi habitación.

Recuerdo que el viaje costaba en 2015 U$S70 y ahora está unos U$S110, pero te aseguro que la experiencia vale mucho más que eso.

20150907_124925

La ciudad subterránea de Kaymakli

Cuando repito una y otra vez que Turquía me ha sorprendido, te darás cuenta la razón, pude visitar una ciudad subterránea, dicen que la más extensa de la región, se accede a ella por su única puerta, ha podido albergar a miles de personas que buscaban allí protegerse, algunos de invasiones, hablan también de que fue ocupada por los primeros cristianos. Tiene 9 niveles, solo hay 4 abiertos al público, tiene dependencias, como una verdadera ciudad, almacenes, iglesias, es increíble poder estar allí e imaginar que hubo personas viviendo en ese lugar durante largo tiempo.

20150907_125039
20150907_125218
"Es como tocar el cielo con las manos, acercarte al universo y sentir paz, como si de pronto pudieras sentir que todo está bien y solo disfrutar ese momento mágico"
Andrea Bruno
Travel Blogger